Inteligencia Artificial sin intervención ni sesgo humano

 
IA_FS

En el mundo de la innovación, la tecnología y de los negocios, todo parece ser una suerte de selección natural, ideas que vienen y van, algunas desaparecen muy pronto, otras se mejoran con el paso del tiempo, pero al final, siempre sobreviven aquellas ideas y desarrollos que mejor se adaptan a la realidad.

Existe un planteamiento muy similar a esa teoría tan conocida del biólogo Darwin, hace poco Google ha hecho público que su inteligencia artificial llamada AutoML tiene potencial para operar sin sesgo humano de por medio, y siguiendo un proceso similar al de la teoría de la evolución darwiniana. 

¿Sabía que la teoría de la evolución de Charles Darwin se originó por que estaba leyendo el ensayo del economista Thomas Malthus?

Malthus, fue un erudito británico con gran influencia en la economía política, y la demografía, y publicó en 1798, de forma anónima, el libro “Ensayo sobre el principio de la población”, que al empezar la Revolución Industrial y los problemas de superpoblación en las ciudades explicaba que nacían muchas más personas de las que podían sobrevivir, por falta de alimentos y espacio. Darwin tomó algunos principios de ese libro para explicar cómo llegamos aquí y porqué de alguna manera unos superan mejor que otros procesos infecciosos por virus como el COVID-19. Humanos mejor adaptados, organismos que se acoplan mejor a los cambios y sobreviven. 

¿Qué relación tiene esto con inteligencia artificial sin intervención humana?

Tiene mucha relación, Google divulgó un paper de su división Google Brain explicando los avances que han logrado con AutoML, básicamente esta inteligencia artificial es capaz de descubrir automáticamente nuevos algoritmos, algoritmos completamente desconocidos por el ser humano, ningún humano intervendría en el proceso de investigación ¿suena inquietante?

En la introducción del documento científico explican que: «La investigación del aprendizaje automático ha avanzado en múltiples aspectos, incluidas las estructuras modelo y los métodos de aprendizaje. El esfuerzo por automatizar dicha investigación, conocido como AutoML, también ha hecho un progreso significativo. Sin embargo, este progreso se ha centrado en gran medida en la arquitectura de las redes neuronales, donde se ha basado en sofisticados expertos diseñados en capas, como bloques de construcción, o espacios de búsqueda igualmente restrictivos. Nuestro objetivo es mostrar que AutoML puede ir más allá: hoy en día es posible descubrir automáticamente algoritmos completos de aprendizaje automático utilizando matemática básica, a través de operaciones como bloques de construcción. Demostramos esto al presentar un nuevo marco que reduce significativamente el sesgo humano a través de un espacio de búsqueda genérico. A pesar de la inmensidad de este espacio, la búsqueda evolutiva aún puede descubrir redes neuronales de dos capas entrenadas.»

En palabras sencillas

AutoML es una inteligencia artificial del gigante de la información Google cuyo propósito diseñar y entrenar otras inteligencias artificiales para mejorarlas más allá de las capacidades humanas. Exactamente, tal como lo está pensando, parece que nos acercamos a ese ideal de Asimov y a las cintas de ciencia ficción, pero esto no es todo, ya está siendo utilizada en el ambiente de la investigación médica con bastante éxito.

Por ejemplo, en Australia, la empresa de las Ciencias de la vida, Imagia  que se dedica a la investigación del Alzheimer, utiliza a AML para darle la capacidad (a datos clínicos sin antecedentes de aprendizaje automático para predecir los resultados del paciente y detectar marcadores específicos de la enfermedad a partir de datos de imágenes) de mejora y aprendizaje sobre el Alzheimer, así como, un mayor acceso a la atención personalizada, tomando en cuenta, las estrictas restricciones regulatorias de protección y confidencialidad sobre la información de salud de los pacientes.

Al utilizar Google Cloud Platform para respaldar su ecosistema colaborativo basado en el conocimiento que combina la inteligencia artificial con la experiencia clínica han logrado destacar en su entorno de investigaciones siendo referentes mundiales. Su uso le ha permitido mejorar el tiempo de descubrimiento a los investigadores al ejecutar pruebas compartiendo datos con sus pares.

Impulsan la innovación de inteligencia artificial a través de los recursos de desarrollo de aprendizaje automático de Google, mejorando los resultados de entrenamiento de IA y la comprensión a través de Cloud Datalab y TensorBoard, decisiones que les han permitido reducir el tiempo de procesamiento de pruebas de 16 horas a 1 hora.

Imagia ofrece nuevas posibilidades de diagnóstico al permitir que los médicos comprendan y visualicen mejor las condiciones como la enfermedad de Alzheimer con una inteligencia artificial que no tiene sesgo humano.

Definitivamente, el futuro es ahora. ¿Ha utilizado AML? No estaría demás echarle un vistazo y de paso, ir considerando en que procesos de negocios incluirá la inteligencia artificial.