Clases virtuales ¿son ciberseguras?

 
ciberseguridad clases

A diario, en el mundo, millones de estudiantes conectan sus equipos a la red para continuar con su educación en tiempos de distanciamiento físico. Ante esta realidad surge la interrogante las clases virtuales ¿son ciberseguras? ¿se encuentran protegidas en la red tanto las instituciones educativas como los alumnos? ¿se protege la información y los equipos?

Al comienzo los chicos creían que la educación a distancia era un modelo temporal, que en pocos meses retornaban a sus planteles. Hoy la realidad es otra, clases virtuales es el modelo permanente, lo cotidiano es conectar el dispositivo y recibir las lecciones cada día. Es por ello que investigar si sus hijos, o usted, reciben formación virtual con garantía de seguridad es muy necesario.

Igual como se protegen los entornos de trabajo remoto es fundamental cuidar la seguridad de los equipos al recibir clases remotas. En consecuencia, tanto las escuelas como los alumnos, deben procurar protección en la red.

¿Cuál es el afán por cuidar las conexiones en ambientes educativos? Precisamente, porque los ciberdelincuentes se han encargado de actualizar sus métodos para propagar ataques en los sectores más vulnerables.

En la entrada que titulamos «Ciberseguridad un tema recurrente en la red» se expone cómo se recurre a la red para seguir en contacto, […], para estudiar y trabajar. Y se hace la pregunta ¿estarán conscientes de los riesgos que corren?

Las clases virtuales ¿son ciberseguras?

Un estudio de expertos en ciberseguridad rusos indica que se triplican los ataques a los centros educativos. Seguramente los delincuentes en la red aprovechan que la comunidad educativa depende en gran medida de los recursos digitales. Por ello, el informe sobre los ataques del primer trimestre de 2020 reveló «un notable crecimiento de los ataques a los recursos educativos.

En el primer trimestre del año el número se triplicó en comparación con el mismo período de 2019. Tanto así que el aumento representa 19% del número total de incidentes en el trimestre.

La seguridad de los estudiantes depende en gran parte de las medidas de contención que se tomen en casa, los proveedores de servicios de ciberseguridad y las buenas prácticas que utilicen los centros educativos.

Ante tantos riesgos de seguridad para los estudiantes ¿qué puede hacer?

En primer lugar: tome en serio las amenazas, analice el entorno digital de clases al que acceden sus hijos. Prepare un plan de acciones y tome medidas para mejorar. Seguidamente investigue en la red acerca de recursos de protección frente a ciberamenzas. 

Otra opción es prestar atención a estas recomendaciones que puede poner en práctica para minimizar la exposición a riesgos de sus hijos durante sus clases virtuales:

  1. Confirme que su red Wi-Fi doméstica sea segura (cifrado). Pregunte a su proveedor.
  2. Coloque y asegure que se utilice una contraseña para acceder a la red doméstica.
  3. Incorpore como práctica regular en casa cubrir las cámaras y apagar los micrófonos cuando no se está en clases.
  4. Confirme que la institución educativa utilice una VPN o red virtual privada.
  5. Explíqueles a sus hijos riesgos de ciberseguridad, en especial las razones para no compartir las contraseñas o mantenerlas en sitios visibles.
  6. Actualice las contraseñas y procure que tengan al menos 12 caracteres alfa numéricos (letras, números y símbolos).
  7. Utilice el explorador de internet y revise que esté actualizado.
  8. Actualice los antivirus, sistemas operativos y softwares de sus dispositivos (tableta, celular, computadora).
  9. Consulte con el centro educativo los controles y mecanismos de seguridad que utiliza la plataforma educativa que utilizan sus hijos.
  10. Mantenga seguro el ingreso a las salas de clases virtuales.
  11. Procure que durante la sesión de clases solo esté activa la plataforma del salón de clases virtual en el dispositivo utilizado.
  12. Hable con sus hijos sobre el uso del ID, contraseña y la seguridad en las clases online.
  13. Prepare a sus hijos para que no abran enlaces de procedencia desconocida o dudosa.

Recomendaciones finales para clases virtuales

Ciertamente, nunca se estará 100% seguro en la red, porque cada día aparecen nuevas amenazas, pero, saberlo es un primer paso de protección.

Para finalizar, recuerde a sus hijos estos simples protocolos:

  • Durante las videollamadas enséñeles a sus hijos a compartir solo información relevante a la clase, procure que no comparta la vista del escritorio completo.
  • Realice respaldos frecuentes de la información de clases en la nube.
  • Con los menores de edad, asegúrese de utilizar softwares de protección parental para monitoreo de los dispositivos. (Qustodio, Secure Kids, Windows Live Family.)
  • Asegúrese de crear (para uso de los chicos) un correo exclusivo para las clases, no comparta su cuenta de correo personal o corporativa para recibir clases virtuales.
  • Investigue sobre el “Zombombing”, práctica donde una persona no invitada se une a las reuniones Zoom e indíqueles a sus hijos que hacer en esas situaciones.
  • Solicite ayuda de un conocedor de seguridad si todo lo anterior le es ajeno.
  • Incorpore la ciberseguridad a los protocolos familiares.
  • Póngase en contacto con su proveedor de internet, solicite recomendaciones para la ciberseguridad de sus hijos en el entorno de educación online.

¿Cuáles son las áreas vulnerables?

Inicie preguntándose ¿Cuáles son las áreas vulnerables? Muchas vulnerabilidades en el sector educativo tienen su raíz en el desconocimiento.

Precisamente porque los profesores tuvieron que migrar de forma rápida y sin mucha capacitación a los entornos virtuales. Por esta razón, ignoran las medidas básicas de ciberseguridad e internet seguro.

En el caso de las organizaciones educativas, frente al cambio del ambiente físico al virtual, y sin preparación previa, requieren tomar medidas para asegurar sus recursos educativos.

Asimismo, la primera recomendación es contar con la asesoría de empresas que se dedican a la ciberseguridad. Y a su vez, contar con expertos que puedan monitorear a diario, y responder con recursos actualizados en caso de incidentes.

Por otro lado, los estudiantes deben conocer los riesgos de la red y ser custodios de su propia seguridad.

Claro está, todo estudiante debe seguir los protocolos de uso de dispositivos móviles e internet con cautela.

Por su parte, los gobiernos que brindan educación virtual de acceso masivo deben contar con los servicios de empresas especializadas en ciberseguridad. Contratar expertos en la gestión segura de grandes cantidades de datos y usuarios.

Las clases virtuales son ciberseguras cuando todas las partes involucradas se preocupan por proteger a los estudiantes en cada acceso al aula virtual. ¿Cuándo fue la última vez que revisó las medidas de ciberseguridad que sigue con sus hijos en edad escolar?