Ciberseguridad y Big Data se complementan

 
ciberseguridad

Macro datos, meta datos, grandes cantidades de datos necesitan protección. A su vez, la ciberseguridad precisa de datos. En efecto, es lo que está pensando, ciberseguridad y Big Data se complementan, se necesitan mutuamente. ¿Por qué lo concluimos? ¿Estarán realmente relacionadas?

Cada vez aumenta el número de empresas que gestionan datos para atender a sus clientes, optan por utilizar la nube y soluciones de Big Data. Evidentemente, la data es sensitiva, en gran parte incluye información personal y transaccional bancaria de cientos de miles de personas. ¿Se imagina lo que sucedería si un hacker se interesa en obtenerlos para extorsionar a la empresa?

Es allí donde entra la ciberseguridad puede, más no debe, haber repositorios y programas de gestión de Big Data sin protección frente a ataques maliciosos. Sobre todo en Panamá, que a raíz de la pandemia es el cuarto país con más ataques de América Latina.

¿Será motivo suficiente para proteger su empresa en la red? Imagínelo, 655 millones de intentos de ciberataques durante el primer semestre de 2020. De hecho, entre los ataques más comunes en Panamá está suplantar identidades de empresas que gozan de credibilidad. Una vez convencen al usuario ofrecen negocios e incluso trabajos.

Pasar de la oficina al trabajo remoto y de la escuela a clases virtuales supone un atractivo especial para los ciberdelincuentes.

Ciberseguridad y Big Data se complementan

Big Data y ciberseguridad son garantía de protección de los datos en el entorno digital. Al momento en que se da un ciberataque se reacciona, hay que solucionar. Por esto, se toman medidas preventivas a tiempo.

En ciberseguridad se previenen e identifican irregularidades. Por eso, sellar las brechas de seguridad antes de que sea tarde es un ahorro de tiempo y dinero. Por su parte, al analizar datos se puede aumentar la ciberseguridad. También se mejoran los mecanismos de detección y clasificación de los ataques.

Entre los usos de Big Data y ciberseguridad se encuentran:

  • Analítica predictiva y análisis de comportamientos.
  • Detección de sistemas infectados.
  • Procesamiento de información en tiempo real.
  • Predicción de modalidades de ciberataques.
  • Monitoreo en tiempo real de los sistemas de seguridad.
  • Para proteger bancos de datos.

Ciertamente, la ciberseguridad mejora con el análisis de datos y utilizando Big Data es más fácil detectar amenazas.

El rol de las personas

En temas de ciberseguridad y gestión de Big Data las personas son fundamentales. Saberlo es un primer paso en la lucha. Las vulnerabilidades por desconocimiento de protocolos de ciberseguridad se reducen con formación y controles periódicos. Aunque los usuarios pasan por alto su rol fundamental en la protección de los datos.  

Cuando se trata de seguridad cibernética todo esfuerzo es valioso. En consecuencia, las herramientas para detectar y actuar ante amenazas informáticas son necesarias. Por ello, toda empresa debe solicitar guía experta.

La oferta de Centros de Operaciones de Seguridad (SOC) que dan servicio a empresas en soluciones de ciberseguridad aumenta. Por eso, compañías de telecomunicaciones atienden los segmentos de ciberseguridad y Big Data, apoyando a clientes corporativos en estrategias y arquitectura de seguridad.

Estadísticas apuntan a que 99% de los ordenadores que existen son vulnerables a los ataques informáticos. El panorama muestra que dar respuesta a los nuevos retos de ciberseguridad en el mundo digital con Big Data es la tendencia. Tómelo en cuenta para su plan de seguridad del año que se aproxima.